El insomnio

Psicólogo Madrid, Psicoterapia / 20.11.2016

Cuando el insomnio es un trastorno

Cualquiera en su vida tarde o temprano ha experimentado insomnio. En este caso la persona se siente atrapada en un mecanismo perverso buscando dormir y obteniendo como único resultado sentirse aún más despierto.

«El insomnio es una lucidez vertiginosa que convertiría el paraíso en un lugar de tortura» Emil Cioran

DSMVSegún el Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales (DSM V) en su última edición, los criterios para considerar el insomnio un trastorno del sueño-vigilia son:

–  predominante insatisfacción por la cantidad o la calidad del sueño. Es decir, dificultad para iniciar el sueño y/o dificultad para mantener el sueño y/o despertar pronto por la mañana con incapacidad para volver a dormir

–  la alteración del sueño causa malestar o deterioro del comportamiento en lo social, laboral, educativo

–  la dificultad del sueño se produce al menos tres noches a la semana

–  la dificultad del sueño está presente durante un mínimo de tres meses

–  la alteración del sueño se produce a pesar de las condiciones favorables para dormir

–  el insomnio no se explica mejor por otro trastorno

–  el insomnio no se puede atribuir a los efectos fisiológicos de una sustancia (p. ej. una droga, un medicamento).

Este trastorno se suele asociar con un aumento del nivel de alerta fisiológica y psicológica durante la noche, junto a un condicionamiento negativo para dormir. La preocupación intensa y el malestar por la imposibilidad de dormir bien pueden generar un círculo vicioso: cuanto más intenta el individuo dormir, más frustrado y molesto se encuentra, y menos duerme.

Algo más sobre el insomnio

La incapacidad de dormirse tiene orígenes puramente psicológicas. A veces, con el pasar del tiempo, además se puede desarrollar un nuevo mecanismo: el miedo a no dormirse.

Las personas que padecen este trastorno suelen declaran no tener particulares pensamientos o problemas que afrontar, pero con el llegar de la noche advierten una tensión de fondo. A veces esta tensión se convierte en ansiedad cuando piensan en la noche tormentosa que les espera. Listos para dormirse, el cerebro se enciende en vez de apagarse, los pensamientos se abarrotan, los músculos se tensan en vez de relajarse, y cada intento para dormirse se convierte en una causa ulterior de tensión.

Alejandro-Dumas

 

 

«El sueño es una divinidad caprichosa, y justo cuando se invoca…se hace esperar» Dumas

Existen también personas que activan un mecanismo diferente de lo del miedo. Estas personas durante la noche controlan su realidad mediante el pensamiento. Precisamente, es un flujo de pensamientos relacionados a la propia jornada de trabajo o a problemas que afrontar. Un mecanismo que se convierte en un vicio y que la persona se siente incapaz de dejar.

Lo que no funciona contra el insomnio

Algunas personas posponen el momento de irse a la cama intentando aturdirse con el televisor hasta caer del sueño. El resultado es pasar noches enteras en el sofá, con la luz y el televisor encendidos para luego levantarse por la mañana cansados y con el cuerpo dolorido.

Otras personas aplican aquellas normas que definen lo que llaman “higiene del sueño“. Una aplicación rigida de esas normas en cuanto a horarios, comida, costumbres ritualizadas para dormirse no aseguran el sueño sino que provocan un bloqueo total.

El utilizo de los fármacos es una solución rapida y en principio eficaz, pero es muy fácil que se convierta en una dependencia para toda la vida. El organismo se acostumbra y sin esa ayuda química le resultará aún más difícil sino imposible desactivarse por si solo.

El trabajo de una buena terapia se centra en desbloquear los mecanismos rígidos y redundantes que atrapan a la persona en su vela nocturna. Por ejemplo, la Psicoterapia Estratégica ha perfeccionado protocolos de intervención para el tratamiento del insomnio. Se guía a la persona mediante pequeñas acciones a engañar la mente cuando busca dormirse, para superar estratégicamente lo que obstaculiza este proceso.

Puedes solicitar más información sobre el tema llamando nuestro Psicólogo al 644 25 05 69 o escribiéndonos a través de nuestro formulario de CONTACTO

Tags: , , ,

Comments are closed.

Categorías