La duda patológica y los limites del pensamiento

Psicólogo Madrid, Psicoterapia / 15.06.2015

Pensar demasiado o de manera equivocada puede crear problemas. Cierta manera de pensar puede empujarnos a conclusiones alocadas, esto sucede si la premisa de la que se parte es una duda que no puede responderse de modo racional.

«Desde premisas equivocadas, con una lógica estricta, se llega a conclusiones erróneas» J. Esquirol

Duda vs razonamiento

La exigencia de querer encontrar una respuesta logica y segura a un interrogante irreducible al mero razonamiento como, por ejemplo, la confianza en la propia pareja, puede conducir a conclusiones desastrosas, incluso a través de un razonamiento lógico y aparentemente incontestable. En la vida cotidiana el pensar y repensar las cosas y, en particular, en las elecciones que cabe tomar es quizás el problema más frecuente, fuente de ansiedad, sufrimientos y a menudo de incapacidades personales y relacionales.

El hombre moderno a lo largo de su evolución ha desarrollado la ilusión de poder controlarlo y gestionarlo todo. Pero como muestra el día a día esta ilusión se derrumba ante la imposibilidad de controlar las circunstancias como ciertas enfermedades o numerosos fenómenos individuales y sociales: por prudente que pueda ser mi comportamiento, nunca eliminaré el riesgo de accidentes.

Pensar demasiado hace sufrir

El cogito cartesiano «pienso entonces existo» en la sociedad moderna es el instrumento principal para afrontar las propias inseguridades y los propios temores. Sin embargo, cuando tal racionalidad se lleva al extremo, se transforma de recurso en limite. Esto sucede cuando se intenta aplicar la racionalidad a fenómenos a los que no puede adaptarse como: los miedos irracionales, las dudas, las relaciones amorosas controvertidas, las paranoias, etc. Situaciones en las que la lógica racional se transforma en una trampa.

«Los hombres ante la incertidumbre dan a menudo por verdadera una realidad que saben falsa, luego, actuando en virtud de esta, se convencen de su efectiva veracidad» Nietzsche

El pensar puede convertirse, como sucede con frecuencia, en el origen de profundos sentimientos que van de la duda a la incapacidad de tomar una decisión, del continuo someter a examen crítico las propias ideas hasta la duda como verdadera patología psicológica.

Sin embargo, la duda es el trampolín de lanzamiento del pensamiento creativo, pero al mismo tiempo es el resorte del pensamiento obsesivo. En el primer caso, la duda es dominada y orientada conduciendo al descubrimiento de nuevos dominios de pensamiento. En el segundo es combatida y reprimida y por lo tanto se convierte en el tirano que persigue al pensamiento.

«Antes de valorar si una respuesta es exacta debe valorarse si la pregunta es correcta» I. Kant

Nuestro objeto de atención como profesionales de la salud psicologica y emocional son los procesos de pensamiento que conducen a las elecciones y las decisiones. Procesos que pueden transformarse de correctos en incorrectos, de sanos en insanos, de funcionales en disfuncionales respecto a su finalidad. Se trata de analizar de qué modo nuestra capacidad de razonar y de resolver las dudas puede correr el riesgo de plantear problemas aún más complejos.

(de “Pienso, luego sufro“. G. Nardone)


Puedes pedir más información sobre el tema llamando nuestro Gabinete de Psicología al 644 25 05 69 o escribiéndonos a través de nuestro formulario de CONTACTO

Tags: , ,

Comments are closed.

Categorías