Sensaciones: «me lo siento entonces es»

Psicólogo Madrid, Psicoterapia / 12.11.2014

Desde siempre creemos que las sensaciones son una fuente indiscutible de verdad. Y propio por eso decir «me lo siento» a menudo abruma cualquier razón y nos conduce a construir convicciones y a tomar las consecuentes decisiones sin ningún rigor analítico ni pruebas empíricas. En este caso, es la matriz intuitivo-profetica en guiarnos y a contaminar los sucesivos procesos mentales.

Sensaciones: fuentes de nuestros autoengaños

La psicotrampa de «me lo siento entonces es» representa la dinámica típica de la “profecía que se autocumple“: atribuimos a alguien o a algo ciertas propiedades percibidas sin tener pruebas tangibles, pero solo en la base de nuestras sensaciones; entonces, en la interacción con el sujeto o con la realidad que ha provocado esa misma intuición, buscamos selectivamente las pruebas que verifican lo que hemos sentido, percibido.

«Es como si llevamos lentes que deforman y alteran lo que percibimos haciéndonos ver todo lo que confirma nuestras sensaciones y excluyendo lo que las invalida»

Puede ser que la prueba mas tangible está representada por nuestras atribuciones respecto a las personas que amamos, sobrevaluadas bajo la influencia de los sentimientos. Por un pensador escéptico el amor es el autoengaño mas sublime, capaz de mostrarnos en la persona amada mucho de lo que nos gustaría ver, ósea encontrando mucho de lo que nosotros ponemos. En efecto, cuando el amor termina, a menudo decimos: «no eres la persona que amaba». Ni es una mentira, ni una justificación de la ruptura de una relación: en efecto, las lentes que deforman la percepción de la persona querida se han roto.

Lo bueno de las sensaciones 

Al mismo tiempo no podemos negar por completo la confianza en la intuición y en las sensaciones “epidérmicas”. Ademas, no podemos subestimar el siguiente hecho: a veces el “sentir” nos conduce más alla del “comprender” permitiéndonos afrontar con éxito condiciones difíciles donde la pura razón sucumbe.

¿Con qué nos quedamos? 

Lo importante es que la intuición sea corroborada por hechos concretos, que el sentir sea a continuación tocado con mano, que la imaginación se pueda aplicar en la realidad. Debemos aprender en hacer trabajar conjuntamente el sentir, el comprender y el actuar de forma que se controlen y verifiquen reciprocamente. Es muy importante escuchar nuestras sensaciones para luego valorarlas a través de pruebas concretas y reflexiones.

(de “Psicotrampas“. G. Nardone)


Puedes obtener más información sobre el tema llamando nuestro Gabinete de Psicología al 644 25 05 69 o escribiéndonos a través de nuestro formulario de CONTACTO

Tags: , ,

Comments are closed.

Categorías