¿Cómo saber si tengo depresión?

Psicólogo Madrid, Psicoterapia / 10.09.2015

Tengo depresión? Un aspecto muy importante cuando hablamos de depresión es el diagnostico, porque luego determinará el tipo de tratamiento que se considerará apto y eficaz para las peculiaridades del trastorno en cuestión.

En los años atrás la depresión venía considerada como la causa de la mayoría de los demás trastornos psíquicos y de la conducta. Por ejemplo, estás ansioso porque estás deprimido, padeces de obsesiones y compulsiones porque estás deprimido, eres una persona anoréxica porque estás deprimida, etc.

Estudios en materia demuestran lo contrario: la depresión es más bien una reacción patologica procedente de otros estados de malestar. En particular, tengo depresión por ser una reacción a mi trastorno fóbico-obsesivo, o bien tengo depresión por ser una reacción a eventos traumáticos que descompensan mi equilibrio psicológico-emocional cómo un luto, un abandono, fracasos profesionales o personales, etc.

«La renuncia es un suicidio quotidiano» H. de Balzac

Solo una pequeñísima parte de los sujetos que sufren de depresión reciben un diagnostico de depresión endógena, o sea debido a factores biológicos y no ambientales.

¿Cuando tengo depresión?

Según el modelo de psicoterapia que utilizamos en Espacio UnicaMente, intervenimos para desbloquear la persistencia del estado depresivo haciendo palanca sobre aquellas conductas repetitivas que la persona exhibe (tengo depresión) y que cree necesarias para solucionar su problema.

«Justo estos intentos de solución son los que mantienen el problema y por tanto van interrumpidos»

En el caso de la depresión, los intentos de solución disfuncionales que se pueden observar en todos los sujetos son:

  1. Una actitud de renuncia a la vida. Las personas deprimidas tienden a no combatir para solucionar sus problemas y a no esforzarse para superar los obstáculos de la vida. Éstas personas se desactivan, incapaces de sostener el peso de su existencia o de lo que se necesita por seguir adelante. Una resa incondicional que conduce inexorablemente a un empeoramiento de los síntomas.
  2. Delegar a los demás la solución de los propios problemas e incomodidades. El deprimido a menudo se queja constantemente de su condición convirtiendo las personas cercanas en rehenes de su estado porque estos (familiares sobretodo) no consiguen ayudarlo y no dejan de intentarlo. Más la persona deprimida sufre más los otros se prodigan demostrándole más afecto y cercanía. De este modo, el trastorno se convierte en algo ventajoso para la persona deprimida que probablemente obtendrá más atención y cariño que antes.
  3. Ponerse totalmente en el rol de víctima no responsable de lo que le sucede o de lo que le ha ocurrido tiempo atrás. Esta forma de sentirse exente de responsabilidades por lo ocurrido o por la situación actual hace que la persona deprimida empeore sus respuestas conductuales disfuncionales, renunciando y delegando aún más.

Puedes obtener más información sobre el tema llamando nuestro Gabinete de Psicología al 644 25 05 69 o escribiéndonos a través de nuestro formulario de CONTACTO

Tags: , ,

Comments are closed.

Categorías