Terapia gestalt

La terapia Gestalt parte de los planteamientos de la psicología humanista, el pensamiento humanista profundiza en el autoconocimiento y crecimiento del ser humano, y no solo en la investigación de las patologías.

Los humanistas defienden que cada persona, de forma innata, tiene capacidades de auto actualizarse ante cualquier crisis, con un gran potencial de crecimiento y evolución. Y que las patologías y/o síntomas aparecen cuando estas capacidades se bloquean.

La terapia Gestalt es la terapia del darse cuenta y se apoya en sus tres principios teóricos como camino hacia la salud:

La toma de conciencia, como el único medio de saber lo que ocurre dentro de uno.

La responsabilidad, en el reconocimiento de que tu forma de experimentar las cosas; tus acciones, pensamientos, sentimientos, palabras , deseos. Implica asumir las consecuencias de esas opciones, ya que solo desde la aceptación de los errores se va ganando autonomía y mayor libertad, y con ello mejorar la convivencia con los demás.

El presente, como el único lugar donde poder resolver tus recurrentes conflictos. En definitiva, trabajando tu manera de vivir en el presente estarás interviniendo sobre el modo en el que echas la vista atrás revisando tu pasado y la manera de plantearte el futuro por llegar.

“Cuando las personas emprenden un proceso psicoterapéutico como una experiencia de aprendizaje, más que como algo que deben hacer, suelen quedar agradablemente sorprendidas al destapar fuerzas inconscientes que dominaban sus vidas.” M. Caplan

“La habilidad de estar en el presente es un componente principal de la Salud mental.” A. Maslow

Cómo trabaja la terapia gestalt

El terapeuta Gestalt acompaña a que la persona vaya recuperando e integrando lo que rechaza de si misma, entrando en un proceso de autoconocimiento.

Gracias a ese acompañamiento uno va entrando en su propio desarrollo personal, dándose cuenta de todos esos aprendizajes frutos de mandatos familiares o sociales que se han interiorizado como deberes o idealizaciones, surgiendo como consecuencia síntomas como inseguridad, ansiedad, nerviosismo, angustia, baja autoestima, depresión, insomnio, estrés etc.

Gracias a esa toma de conciencia la persona se va a ir encontrando con lo que necesita, con quien es de verdad, alejándose del propio juicio castigador.

En terapia Gestalt vemos los síntomas como emergentes de algo no resuelto, en la que el cuerpo se abre camino antes determinadas circunstancias inconclusas. Lo percibimos como problema cuando sufrimos, cuando nos condiciona o complica la vida a nivel familiar, laboral o social.

Se anima a la persona que exprese lo que siente, a mantener la atención en la experiencia inmediata. Las emociones cuando se hacen conscientes no hacen daño y pueden modificarse. Pero si uno no tiene consciencia de su enfado, de su tristeza, de sus miedos, inseguridades ect, sufre un daño psicosomático (síntomas) o proyecta las emociones negativas sobre los demás sin darse cuenta.

Durante las sesiones, de una hora, utilizaremos ejercicios creativos y corporales que facilitan el darse cuenta y a su vez el proceso de maduración.

Las técnicas creativas ayudan a desarrollar la parte mas imaginativa del cerebro, haciendo que la persona vaya siendo más consciente de sí misma y, de esa manera, pueda ir explorando y encauzando sentimientos atascados o emociones no gestionadas que perturban su día a día.

Los ejercicios corporales ayudan a este mismo fin de la conciencia en uno mismo, ejercicios dinámicos, estáticos, expresivos, etc. De esta forma vamos promoviendo la integración de los diferentes aspectos del ser humano: corporal, emocional, mental, social y espiritual, permitiendo una vivencia mas armónica, aceptando lo que somos.

¿Para quién la terapia gestalt?

“La Terapia Gestalt es una forma de vivir con los pies en la tierra. Un método demasiado eficaz para ser reservado únicamente a enfermos.” Fritz Perls

Para todas aquellas personas con cierto nivel de búsqueda interior, que no solo quieran aliviar los síntomas, sino crecer, encontrarse, volverse más conscientes, sentirse y entenderse a un nivel más profundo.

Si estas pasando por un duelo, una dificultad o una crisis.

Si estas en un momento de cambios o enfrentándote con algún desafío laboral, familiar o de pareja.

O simplemente estas sintiendo cierta preocupación, inquietud, desasosiego, baja autoestima, como que algo falta en tu vida y no sabes porqué.

Terapia individual

Terapia de pareja

Terapia de grupo